Tag Archives: solo

¿Saber o no saber? He ahí el dilema

Recuerdo que cuando estábamos en la licenciatura —en Ciencias de la Computación— mis amigos y yo decíamos que era horrible tener materias de relleno. En particular, el tema salió porque cuestionábamos para qué llevar una materia que se llamaba "Relaciones Humanas". Un par de años después en una reunión salió, entre risas, que dicha materia era la única que realmente había servido hasta el momento. Sobretodo, recordando lo primero que puso nuestro profesor en la pizarra: dibujó un círculo y luego lo dividió como gráfica de "pay" señalando que 1% son conocimientos y 99% relaciones humanas.

Es probable que no quedemos satisfechos con lo aprendido en la universidad jamás, no importa la licenciatura que hayamos o estemos estudiando. Parece que el problema es que los cursos universitarios son suficientes desde un punto de vista formativo —te dan las bases para crecer como profesional, como si fuera un trampolín— pero insuficientes desde un punto de vista laboral y práctico —y es que colegas diseñadores me han enseñado y confirmado que sólo haciendo se puede conseguir la maestría sobre alguna rama del diseño.

La idea de escribir este post salió de la discusión con un estudiante de administración de empresas que comentó que los diseñadores deberían de saber sobre negocios y administración; que aquello les daría una buena "arma" para ser competitivos. Yo secundé la idea, y mencioné que esto aplica sobretodo porque somos un mar de personas trabajando en el área. Sin embargo, mencioné que aunque era buena la idea, su insistencia tenía que ver con su formación. Comenté que de igual forma él debería aprender cosas sobre diseño o bien, aprender a hacer investigación y a escribir y publicar artículos, ya que no solo sería bueno para transmitir el conocimiento sino que también sería bueno para saber si ese camino podría ser para él. Aún más, que el mismo razonamiento podría aplicarse si a los diseñadores les enseñaran sobre Economía, Finanzas, Antropología, etc.

Luego, charlando con una colega diseñadora, salió al tema que en la escuela le habían enseñado a ser buena ejecutante gráfica pero que le hacía falta aprender a estructurar sus ideas y que eso era un factor para detener su proceso creativo. En una situación similar, de un colega diseñador he escuchado que su necesidad es tener idea de cómo constituir una empresa y saber asuntos mínimos legales y fiscales asociados a esta tarea.

¿Son estas carencias perjudiciales? No de primera mano. Es verdad que la universidad debe formar sólida e integralmente a un estudiante, pero también es una realidad que no puedes formar "todólogos" con cursos sobre todos temas "por si las moscas", ya que al final los cursos especializados serían muy pocos y entonces no existiría porque otorgar un título indicando la especialización con respecto a  alguna disciplina —sin duda, este es un problema al que se enfrentan los programas de licenciatura transdisciplinares.

Por otro lado, esta "falta de conocimientos" permite la capitalización del mismo: "yo se esto y sobre esto puedo cobrarte". El problema, al menos en el contexto mexicano, es que las empresas con tal de minimizar costos sí exigen "todólogos" y también no hay mucha cultura de trabajar en equipo —hay barreras de lenguaje disciplinar, asuntos de protagonismo, falta de administración de tiempo y objetivos, etc. Quizá la falta de dinero para pagar el conocimiento de cada quién influye mucho. Claro, no todo es "malo". He tenido la oportunidad de presenciar casos y/o situaciones donde "echar mano" y "hacer montón" han derivado en proyectos bien llevados, con resultados exitosos. Lo mejor de estos casos es que son lecciones por si mismos: ayudan a entender cuáles son tus capacidades y cuáles son tus limitaciones, desarrollar habilidades de comunicación, entender la perspectiva de otros perfiles para la solución de problemas, e incluso incrementar los niveles de tolerancia y respeto.

Entonces, el asunto no está en "saber vs. no saber", sino en "hacer y aprender". Y de vez en mucho, o cuando se reconozca que es primordial, entonces admitir que "dos o más cabezas, piensan y ejecutan mejor que una"; o dicho en otras palabras:

1% conocimientos. 99% relaciones humanas.

Saludos.