Exposición tipográfica

Aunque de niño estuve rodeado de tipos móviles, realmente no me fijaba tanto en las caras de los tipos, sino más bien, me quedé con la idea de que el arreglo y composición del texto completo era importante porque observaba que había una forma ordenada para hacerlo. Quizá por eso al principio comulgaba muy bien con estas ideas del grafismo suizo. Sin embargo, después de ser expuesto a comprender la tipografía a un nivel quizá un poco más detallado, me he vuelto primero loco y luego más tolerante a la variedad de formas en los mensajes de texto, intentando cuestionarme cómo la tipografía, ya sea a nivel macro o micro, sí influye en la proyección del mensaje tanto como un todo, así como su convivencia con otros mensajes dentro de un entorno.

Asistí recientemente a un evento que me hizo recordar este asunto sobre la importancia de la tipografía en los mensajes gráficos y sobre cómo el usuario/lector/audiencia se encuentra expuesto a veces a tanta diversidad que me pregunto cuánto hace nuestro cerebro para evitar la ansiedad de una saturación de forma y contenido.

Desde mi lugar en esa ocasión veía algo más o menos así:

Jornadas Bibliotecarias de la BUAP

Mientras escuchaba la charla que muestra la fotografía de arriba me quedé pensando sobre este asunto de la exposición tipográfica. A continuación está un acercamiento:

jornadas02

Si no me equivoco por ahí está Copperplate, Calibri, Verdana y Arial (no veo bien si es Helvetica). Así, bajita la mano hay tres "tipos de letra". En la presentación hay dos "tamaños" (para "Muestra" y el resto para el texto en la tabla). Ahí mismo hay tres pesos distintos (el de "Muestra", el de los encabezados de la tabla y el resto). Y en la manta, sólo en el logotipo hay dos fuentes diferentes y tres tamaños. En adición, se pueden distinguir en la manta al menos seis tamaños diferentes en los pesos (que creo en mi un conflicto sobre qué es importante y qué es secundario). Y en ambos casos (presentación y manta), se añade la variable del color.

La razón por la que me dejó pensando es porque no podía evitar ver la presentación y la manta como un grupo. Es que hay algo en la manta, certero sin duda, que hace que te enganche visualmente: el rostro. Al final "carita mata texto" (en el tono del dicho popular mexicano) porque debido a que tendemos mucho a fijarnos en las partes de un rostro como ojos y boca, el de la manta está funcionando como una gran ancla visual, lo cual, perjudica en este caso poner atención a la presentación.

No es cuestión de si este diseño "está bonito" o "no está bonito", si está bien o está mal. La vida no puede ser aburrida y  poner todo en Helvetica y en tonos neutros con tal de evitar la "contaminación visual", y como consecuencia de ser creado por el hombre, el egocentrismo se extiende en lo que creamos, incluyendo los mensajes visuales y textuales (sobretodo si tiene que ver con presencia y lucro como con las marcas). Sin embargo, sí creo que como diseñadores, sabiendo que todos estamos tan expuestos a este bombardeo visual, de mucho en mucho, debemos cuidar detalles como una buena selección tipográfica, jerarquizar y colorear de formar que los textos tengan su impacto cuando se deba pero que no sean tan entrometidos cuando no se les esté prestando atención.

Saludos.

  • sfaira

    es la primera vez que paso por este sitio. la verdad concuerdo contigo, a veces abusamos de la seleccion de elementos para nuestros trabajos y otras no salimos de la misma aburrida seleccion. no todo es inspiracion, la percepcion tambien cuenta.
    saludos