Señalización de un parque zoológico, experiencia y emoción

En el estado de Puebla, en la zona de Valsequillo, hay un parque zoológico que es un punto de visita obligado para algunos visitantes, donde lo llamativo es que los animales se encuentran "al aire libre". Por mi parte, he ido un par de veces desde que vivo en Puebla y desde siempre me ha fascinado la atención en los detalles que buscan reafirmar la experiencia de "safari africano".

Me pregunto cómo en un niño esos detalles influyen para "redondear" la experiencia. Por otro lado, como diseñador, la veces que he visitado el lugar me agrada mucho ir observando los acabados y texturas, el manejo tipográfico, las imágenes y colores empleados para este fin.

Diferentes elementos que conforman la experiencia en Africam Safari

De lo que se puede observar "de diseño" ahí, la señalización me resulta muy atractiva y efectiva; no sólo juega su papel como apoyo en la navegación y comprensión del lugar, sino que es un reafirmante para vivir la experiencia.

Señal en el Africam Safari sobre población de animales

Tanto la señalización, como la ambientación en general, pueden tomarse como un ejemplo de aplicación del diseño emocional para reafirmar el diseño de experiencia de usuario. El diseño emocional explica el por qué de esa conexión entre el usuario y un producto. Donald Norman lo descompone en tres niveles: el visceral, conductual y reflexivo. Cada uno de los anteriores involucra un estrés en ciertas características en el diseño.

La parte visceral tiene que ver con lo llamativo, lo que genera el deseo o la emoción cuando el producto es presentado ante el usuario.

Con respecto a este parque puede notarse que lo visceral no sólo implica el empleo de materiales con acabado rústico, sino que además hay que considerar una tipografía, colores y texturas ad hoc, y más aún, evidenciar el concepto con "índices" que nos evocarían a una experiencia de safari (como poner cráneos de animales "cazados"). La idea: envolver al visitante desde su llegada y ambientarlo para que en su mente conforme un concepto de lo que experimentará.

Entrada del parque que te envuelve en el concepto

La parte conductual está relacionada con el uso. Es una vez pasada la "chispa", determinar qué tan útil resulta el producto de diseño.

Aviso del lago de valsequillo dentro del parque

Con el fin de crear una experiencia en el usuario, la parte conductual no puede estar tan separada de la parte visceral: el concepto no se rompe, permanece coherente. Esto implica que hay que conservar esos "detallitos" que han puesto en "sintonía" al visitante durante su recorrido por el parque.

Conservar los detalles que hacen que el usuario no se desprenda de la experiencia

Indicador de extintor

Sin embargo, el aspecto conductual implica que la señalización sí debe preocuparse por poseer unidades claras de información para la navegación, esto es, a través de un buen grado de legibilidad tipográfica y pictográfica (pictogramas, flechas y otros símbolos de apoyo).

Señalización general del parque

La parte reflexiva, también atada a las dos anteriores, involucra tanto la imagen que proyecta el usuario a los demás, así como la imagen/sensación que "permanece" en él cuando pasa el tiempo. Entonces, un parque zoológico como éste debe dejar buenos recuerdos familiares, de diversión, de aprendizaje, de sensibilización a la naturaleza, entre otros. 

Descripción que antecede el área de los canguros

Para lograr dicho objetivo, además de la "forma", se presentan en el parque además de textos informativos otros mensajes que buscan sensibilizar a los visitantes hacia la naturaleza. Resulta muy interesante considerar que siendo niños, cómo afecta una experiencia de este tipo nuestra actitud hacia los animales y el medio ambiente.

Para este parque zoológico, el diseño emocional es algo bien cuidado y reafirma no sólo la proyección del concepto o idea, sino que reafirma la experiencia en la visita. Por cierto, les dejo una foto del "logo" de firefox, que a pesar de ser tan famoso en la Web, sí que es complicado de fotografiar en vivo: demasiado tímido el muchacho.

Panda rojo

  • http://bluku.blogspot.com Hugo E López Menéndez

    Emo Design… esto a penas lo ví en una clase…

    ¿Por qué no pones que se llama Africam? ¿Cobras acaso por las marcas?

    jajaja saludos

  • Mariespe

    Omar!!! me encanta que sigamos compartiendo esta fascinación. Me encantó el análisis que le das al trabajo por el impacto visual y ambiental que se busca en el visitante en Africam. Un beso!

  • http://ojasso.wordpress.com Ojasso

    Exelente anàlisis tocayo!! Y gran impacto visual, y sobre todo me gustò la forma de hacerle una gran experiencia a cada visitante que pise las tierras de AFRICAM.

  • http://lacoctelera.com/berzma br

    guau..no sabia de este cambio en el ambiente de africam. muy bueno!
    Buen post!
    me interesa mucho estos temas de diseño de experiencias, y es super interesante que en detalles como estos una simple visita, a cualquier lugar, inclusive un museo, pueden quedar grabados en la mente por mucho mucho tiempo.

  • minuet

    la verdad todo esta muy caro deberian bajarle tantito y ala tirolesa esta muy cara
    $70 psos es demasiado

  • Magali

    Hola! genial tu aporte evaluando el zoo. Tenés idea cual fue el grupo de diseñadores que resolvio esto?. Muchas gracias