Diseño de Interacción Sustentable

Del 2 al 5 de octubre de 2013, fue celebrado el V Seminario Internacional de Investigación del Diseño Sustentable, al cual fui invitado para platicar sobre Diseño de Interacción y Sustentabilidad. Teniendo la fortuna de tener a uno de los expertos (y de los primeros en hablar del tema)  –Eli Blevis– en la Universidad de Indiana, bajo su guía elaboré una ponencia que presenta tres perspectivas sobre el Diseño de Interacción y Sustentabilidad, y así platicar cuáles son las implicaciones para México.

Introducción

Aunque es limitado describir toda la charla, la estructura fue más o menos en este sentido: primero platicamos sobre qué es diseño de interacción; por qué diseño de interacción no es diseño industrial, no es diseño gráfico, no es diseño de información, y al mismo tiempo involucra conocimientos de todos los anteriores. Platicamos de cómo el diseño de interacción está involucrado con un sistema y cómo este sistema influye en la experiencia del usuario. Como primer punto, pusimos en la mesa la pregunta sobre una posible conexión entre experiencia de usosustentabilidad.

Luego, para seguir platicando sobre diseño de interacción, comentamos el caso del cajero automático y cuestionamos cómo el perfil de usuario es importante. Enseguida, cuestionamos cómo la tecnología, si no se piensa en forma inclusiva, puede restringir el acceso a servicios para ciertos perfiles de usuarios, que dentro de una perspectiva de sustentabilidad social, deberían ser considerados como usuarios potenciales. En este tenor, platicamos como el reconocer y entender los modelos mentales  de los usuarios es relevante para ser incluyente.

Como la plática era introductoria sobre el diseño de interacción, señalamos el valor de saber hacer tanto síntesis como análisis dentro de la disciplina. Además, pusimos en la mesa la pregunta de ¿Cuáles son las competencias de diseño que un diseñador de interacción enfocado en sustentabilidad debería tener? Estos conjuntos de competencias están  detalladamente descritos en la teoría de diseño generada por Erik Stolterman, con quien tengo la fortuna de trabajar en la Universidad de Indiana.

Perspectivas de Interacción Humano-Computadora y Sustentabilidad

Luego, platicamos sobre tres perspectivas de Interacción Humano-Computadora (HCI) y sustentabilidad.  En particular, nos referimos a estos tres artículos:

Blevis (2007). Sustainable Interaction Design: Invention & Disposal, Renewal & Reuse.

Dourish (2010). HCI and Environmental Sustainability: The Politics of Design and the Design of Politics.

Tomlinson et al. (2013). Collapse Informatics and Practice: Theory, Method, and Design.

Diseño de interacción sustentable: invención y desecho, renovación y reuso

En el primer trabajo, Eli Blevis (2007) creó una rúbrica con el cual podemos reflexionar sobre sustentabilidad cuando diseñamos, tomando en cuenta el material empleado en nuestros diseños, sin importar si es físico o digital. En este sentido, comentamos brevemente el caso del iPhone para el caso de material físico, y platicamos sobre imágenes y tweets para el caso digital. En particular aquí quiero enfatizar que me llama mucho la atención pensar en sustentabilidad y material digital. Creo que podría haber una oportunidad de investigación en ese sentido: en el mundo digital también generamos, desechamos, usamos, reusamos heredamos; sería interesante determinar cómo estas actividades pueden informar el diseño de tecnología.

slides-img00.062

HCI y sustentabilidad ambiental: las políticas del diseño y el diseño de políticas

Luego, el trabajo de Paul Dourish (2010) nos permitió platicar sobre políticas y sustentabilidad. En particular, de cómo grupos aparentemente heterogéneos pueden alinearse, bajo la perspectiva de un esencialismo estratégico, y así lograr un impacto a quienes generan políticas relacionadas con la sustentabilidad. Dourish, argumenta que mucho del trabajo (a nivel investigación y diseño) relacionado con sustentabilidad implica acciones individuales y que esto resulta más complicado para lograr un impacto de arriba hacia abajo –donde la generación de políticas juega un papel primordial.

slides-img001.068

En la charla, señalamos que el trabajo de Dourish (2010) nos da la oportunidad de reflexionar sobre el contexto mexicano. Tomando el ejemplo del cajero automático y de cuestionarnos la equidad en términos de alfabetización informática e informacional, extrapolamos la idea con diferentes servicios que podrían beneficiar a la sociedad para lograr dicha alineación. La razón por la que enfatizamos en esto es porque consideramos que sustentabilidad incluye también sustentabilidad social: Políticas e instituciones que tienen un efecto de integrar diversos grupos y prácticas culturales de modo justo e igualitario (UNESCO). 

* De manera muy personal veo la sustentabilidad en México como un asunto descuidado. El trabajo de Dourish, y el trabajo de uno de mis colegas en la Universidad de Indiana, me hacen reconocer el valor del diseño de interacción y la Tecnologías de Información para lograr la alineación mencionada por Dourish y la relevancia políticas que beneficien a la sociedad. Es sabido que la estabilidad de México está en un estado crítico, tanto a nivel económico como social. En este sentido, México quisiera remarcar la falta de una perspectiva sustentable en la sociedad mexicana. Al menos, en la mayoría de nosotros. 

Informática de Colapso y la Práctica: Teoría, Método y Diseño

Del trabajo de Tomlinson y colegas, entre ellos Eli Blevis y Yue Pan, platicamos sobre el colapso y la idea de cómo hay personas que se preparan para éste. Comentamos que de acuerdo con estos autores, debemos de fijarnos en cómo gente hace cambios sobre cómo hacer ciertas cosas y que a esas personas debemos prestar atención si pensamos en términos de sustentabilidad. En este sentido, platicamos sobre los ejemplos que Tomlinson y colegas mencionan en su investigación, y el papel de los tecnofuturistas para hacer esta conexión entre Interacción Humano-Computadora y una sociedad que piensa en el (posible o actual) colapso –relacionado con la sustentabilidad de una sociedad.

slide003.077

Conclusiones

A partir de lo que platicamos del trabajo de expertos, nos hicimos la pregunta de qué significa esto para México: ¿qué implica pensar en términos de sustentabilidad social, esencialismo estratégico, informática de colapso, y enfocarnos en prácticas reflexivas? Comentamos entonces que este tipo de investigaciones nos resulta útiles porque nos da un marco de trabajo para dirigir posibles acciones de diseño de interacción en México.

img004.080

Conocer sobre los tecnofuturistas y entender que piensa el resto del mundo sobre el colapso, podemos mirar sobre cómo funcionan las cosas en México y quiénes están realizando un cambio en sus prácticas del día a díacómo y cuál es su impacto. A esto se le suma la necesidad de una docencia del diseño de interacción en México que reconozca la relevancia de la sustentabilidad en la sociedad mexicana; incluyendo sus implicaciones sociales y económicas. ¿Cuáles son las habilidades, mentalidad, herramientas, y conocimiento que un diseñador de interacción sustentable debe incorporar durante su formación?

img005.081

Por otra parte, debemos prestar atención a cómo grupos se alinean y logran impacto en sus países, para después entender y posiblemente apoyar los casos mexicano; entender cómo la investigación y práctica del diseño puede apoyar causas que beneficien y promuevan la equidad dentro de la sociedad mexicana.

Estas fueron las conclusiones de la charla:

  • Existe un área de oportunidad en México para el estudio de la sustentabilidad y su relación con el diseño de interacción, diseño de experiencia o interacción-humano computadora.
  • La formación de un diseñador de interacción involucra diversas áreas de conocimiento. La capacidad de tener tanto un pensamiento de diseño como un pensamiento sistemático resultan relevantes en el diseñador de interacción.
  • Para nuestro país debemos determinar cuáles son las competencias diseñísticas (mentalidad, conocimientos, habilidades y herramientas) fundamentales para formar diseñadores de interacción sensibles a los procesos creativos tecnofuturistas y prácticas reflexivas, comprometidos con la alineación de la sociedad mexicana, y capaces de proveer soluciones interactivas que promuevan o apoyen la sustentabilidad social.

Acerca de la nueva Mac Pro de Apple

La nueva Mac Pro de Apple pronto saldrá al mercado. Lo que me dejado un grato sabor es el diseño web para su presentación. La interacción está basada en gestos, y además posee un buen diseño de información y unas buenas animaciones. Creo que es interesante ver cómo Apple se preocupa en "romper" con el paradigma de la interfaz web cada vez que presenta un nuevo producto, todo con el fin de hacerlo más atractivo.

web-macpro

A mi juicio, la nueva computadora es muy al estilo de "Star Wars", con un sabor a la Darth Vader o del Imperio. Tengo que decir que este diseño industrial no me resultó del todo convincente. Cuando la vi, pensé en un termo de café, un florero, en R2D2, en la sala del trono del Emperador, etc.

darth-vader

ThroneRoom

Creo que su forma se aleja un poco de conseguir diseñar la Computadora Invisible que Donald Norman mencionó alguna vez. Para mi, su material refleja frialdad y su forma dice "ponme en una esquina pero no olvides mi protagonismo". Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta es una computadora Pro, así que es posible que sus usuarios se enamoren facilmente de su diseño industrial –porque tienen el perfil para esos gustos.

Altavoces Sonos Playbar. ¿Cuál es la diferencia ahora entre colgar en la pard un altavoz y una computadora?

Altavoces Sonos Playbar. ¿Cuál es la diferencia ahora entre colgar en la pard un altavoz y una computadora?

Lo que sí espero ver son especies de soportes para colgar la computadora en la pared, junto a una grande y genial pantalla también colgada. Lo anterior redefine para mi la percepción de lo que es una estación de trabajo para alguien que usa una computadora de manera profesional. De alguna forma, abre la posibilidad para otros aspectos de diseño, relacionados más con diseño de interiores y de mobiliario.

Tips para estudiar un posgrado en Estados Unidos

Estudiar un posgrado requiere tiempo de reflexión antes de tomar una decisión. Si es en el extranjero, quizá requiera más tiempo. Estas son algunas observaciones personales —algunas generales y otras específicas para Estados Unidos— que quizá te ayuden en el proceso:

1. Escoge un tema o área en la que quieres hacer un posgrado. Esto va por tu cuenta. Observa y escucha que hacen tus amigos, profesores, egresados, la gente que sigues en Facebook o Twitter. Reflexiona sobre el área que te gustaría estudiar, checa cómo se dice en inglés y googlea cuáles son las universidades americanas que ofrecen dicho programa.

2. Pregunta a toda persona a quien le tengas confianza académica. Es decir, a aquellos que te puedan orientar sobre el tema que escogiste o que saben cómo es la vida académica en Estados Unidos o en el extranjero. Si te cuentan anécdotas, mucho mejor.

3. Checa lo que has leído del tema y quienes son los autores. Googlea dónde trabajan y si son parte de la planta docente de algún programa que esté relacionado con el tema que te interesa. Checa quiénes son los otros profesores de tiempo completo/parcial, qué hacen, y si dan clases en ese programa. Busca sus nombres en Google Schoolar, Academia.edu, Slideshare, Scribd o el sitio web de la biblioteca de tu universidad u otras bibliotecas en línea.

4. Agota todas las fuentes de comunicación institucionales y no institucionales. Después de que cheques el programa, revisa el sitio web de la universidad, la galería de fotos, entra al Facebook, Instagram, Twitter u otra red social tanto del programa como de la universidad. Checa además en YouTube qué videos hay institucionales y personales del lugar, las clases, proyectos y demás. Métete a portales web que hablan sobre universidades, programas y becas. No olvides checar o averiguar cuál es el porcentaje de admisión por año. Esto seguro encuentras en algún lugar del ciberespacio pero no necesariamente en los medios institucionales. A partir de este punto, comienza a hacer ejercicios de introspección. Cómo te sientes, te visualizas en Estados Unidos y te proyectas en el futuro académico/profesional te ayudarán a discernir. Es importante estar enfocado, pero no olvides mantenerte flexible.

5. Pregunta a la gente del programa. Ubica cuáles son los medios de contactos de aquellos que dan información oficial del programa, ya sea via email, Facebook o Twitter. En este caso, puedes preguntar lo que consideres necesario. Sin embargo, también puedes preguntar a algún profesor o ese autor (en ese programa) que te había llamado la atención. Incluso, puedes ubicar las páginas y datos de contacto de los estudiantes. Para estos dos últimos casos ten en cuenta ser conciso al explicar quién eres, qué has hecho, qué te interesa, qué crees estar buscando y preguntar si dicho programa es para ti. El reto es escribir como si fuera un tweet. La persona a la que contactes debe tener claro que fue contactada porque tienes interés en el programa y en lo que hace o hacen en dicho programa. Si consigues una cita por Skype sería formidable.

6. Planea presentar el TOEFL y el GRE con tiempo y dinero. Además de pagar para presentar los exámenes, quizá tengas que pagar por algún material o curso para uno o ambos exámenes. Más aún, quizá tengas que moverte a otra ciudad para presentar alguno de éstos y eso involucra gastos de transportación, hospedaje y alimentos. Como los exámenes tienen validez de dos años, quizá sea menos estresante enfocarte en un examen a la vez. Ambos exámenes son truculentos y requieren de aprender a cómo responderlos adecuadamente para obtener un buen resultado. Es importante que verifiques cuántos puntos te piden de TOEFL y qué tan relevantes son tus resultados de GRE para que seas admitido en la universidad que quieres. Lo que es seguro, que sin importar si requieres de muchos o pocos puntos, tienes que dedicarle tiempo de ejercicio y simulacro para ambos. Esto no creo que pase en menos de un semestre o quizá un año. También verifica cuándo es la fecha de exámen y sobretodo cuándo te llegarían los resultados. Lo anterior te ayudará a programarte para todo el proceso.

7. Consigue buenas cartas de admisión. Trata de sacar los puntos que te piden el TOEFL y si es posible haz el mejor GRE que puedas. Estoy convencido que ninguno refleja que tan bueno eres en inglés o cuán inteligente eres. Eso lo verás cuando ya estés en Estados Unidos ;) Así que enfócate en hacer buenos exámenes pero nunca pienses que lo es todo. Sin embargo, sí preocúpate por tener buenas cartas de admisión. Puede ser  de gente con altos puestos académicos, que tenga importantes publicaciones o que sea de alguna forma internacionalmente conocido o reconocido (algo que los americanos consideren como confiable). Sin embargo, no dejes que esto te limite. En la carta debe expresarse qué has hecho, cómo has impactado durante tu vida como estudiante incluyendo tu personalidad y actividades extracurriculares, tu forma de trabajo, etc. Por lo tanto, gente que te conozca y a quienes tengas confianza podrían escribir una carta más rica y que mande un mensaje directo al comité de admisión. Una combinación de ambos casos da señas de que hay gente que cree en ti y en tu proyecto. Se amable al solicitar la carta y explica de manera concisa cuáles son tus planes. Eso sí, no te quedes esperando a que te den la carta. Ahórrale tiempo y esfuerzo a quienes te van a recomendar en la medida de lo posible. Por ejemplo, arma un borrador o en lista cuáles son los puntos a tratar en la carta. Recuerda que la carta puede ser requerida impresa y en un sobre cerrado. Si quien te recomienda no vive en la misma ciudad y/o tiene una agenda ocupada, esto puede afectar los tiempos o implicar más gastos.

8. Traduce tu vida (académica) al inglés. Claramente, esto involucra tiempo y dinero. Tienes que traducir tus certificados de estudio o transcripts, títulos y quizá algún otro documento que te soliciten —infórmate bien. Un perito traductor realiza estos trabajos. Averigua precios por las traducciones y tiempos de entrega. Considera que si te piden copias físicas (además de digitales) y tienes intenciones de aplicar a más de una universidad, necesitarás quizá más de una copia de esas traducciones.

9. Prepara tu carta de motivos. Llegará un punto donde tendrás impreso y en digital, tus resultados del TOEFL, GRE, títulos o diplomas, transcripts, otros posibles documentos y las cartas de recomendación. Entonces vendrá algo crucial: tu carta de motivos. Cuando iniciaste este proyecto te preguntas cuál sería la mejor opción y por qué. Ten en cuenta tu (bien reflexionada) respuesta para esta carta. Ten en cuenta que la carta además es la única oportunidad que tienes para presentarte (como individuo e interesado en el programa) y llamar la atención del comité de selección. Es tu voz, por lo tanto el contenido tiene que ser franco y congruente contigo. Verifica el perfil de ingreso que buscan y explica qué has hecho y quién eres como persona, demostrando por qué encajas en dicho perfil. Antes de escribir tu carta, busca ejemplos en Internet y analízalos. Lee tips y fíjate en la estructura recomendada. La carta no la podrás redactar en una sola sentada. Después de terminarla, debes dejarla un rato, al menos un par de horas, antes de volver a leerla. Si te ayuda, haz una lista de los puntos que quieres comunicar para que no los pierdas entre tanto cambio al redactarla quizá más de dos veces. Si tienes a alguien de confianza, algún amigo corrector, alguien angloparlante nativo o algún académico que estudió en Estados Unidos, pídele ayuda.

10. Manda tu solicitud con tiempo. Toma en cuenta cuándo son las fechas para extranjeros en el programa que deseas aplicar. Verifica si existe alguna fecha y requerimientos extras si deseas ayuda financiera. Toma en cuenta que alguna institución en tu país necesita la carta de admisión y otros documentos para ofrecerte ayuda financiera a su vez, lo cual implica más fechas y posibles gastos. Ahora que las solicitudes se realizan en línea, no te confíes. Nunca sabes si el Internet o computadora pueden fallar el último día, o si tendrás a la mano una tarjeta de crédito. También quizá necesites tiempo para organizar los documentos escaneados en uno o varios PDFs dependiendo de cada universidad. Más aún, si cierta universidad te pide que envíes la documentación impresa, toma en cuenta los tiempos y costos de mensajería.

En resumen, aplicar a una Universidad en Estados Unidos puede requerir al menos un año o año y medio. Claro está, dependiendo del tiempo y recursos que puedas invertir en este proyecto puede ser antes o más tarde. Pero no imposible. Lo que sí confieso es que puede ser agotador y frustante. Requiere paciencia y organización —un paso a la vez. Si aplicas a más de una universidad, ten en cuenta que duplicarás trabajo. Por eso es importante depurar lo más que se pueda toda la información y seleccionar aquellos programas que consideres te ayuden en tu crecimiento personal y profesional —incluyendo el lugar, gente, clima, etc. No olvides que todo esto es solo el inicio. Cuando seas admitido, otras cosillas tendrás que tomar en cuenta. Pero repito: un paso a la vezMucha suerte.

 

 

Sitio web de la Biblioteca Franciscana

Ahora que la web puede accederse desde una PC, una laptop, un SmartPhone o una tableta, se nos presenta una paradoja a los diseñadores: debemos creer en la estructura semántica del contenido de las páginas, pero también hay que cuidar más que nunca la presentación de la información considerando tanto al usuario como el dispositivo a usar.  Últimamente me ha llamado la atención estos sitios que aprovechan las ventajas del CSS para ajustar sus layouts dependiendo de su resolución, así que aproveché experimentar con un proyecto de rediseño web que tenía  pendiente: La Biblioteca Franciscana.

Mi solución es bastante artesanal y no tiene nada de sofisticada. Aunque hay artículos bastante completos sobre el tema, yo había leído alguna vez que tenía que ver con el viewport, y entre los resultados de mi búsqueda di con el uso del parámetro media y los CSS Media Queries. En los siguientes recursos está cómo emplear diferentes hojas de estilo dependiendo del medio:

http://css-tricks.com/6206-resolution-specific-stylesheets/

http://css-tricks.com/6731-css-media-queries/

http://www.w3.org/TR/css3-mediaqueries/

http://reference.sitepoint.com/css/mediaqueries

http://www.css3.info/preview/media-queries/

http://coding.smashingmagazine.com/2010/07/19/how-to-use-css3-media-queries-to-create-a-mobile-version-of-your-website/

http://www.thecssninja.com/css/iphone-orientation-css

En cuanto al diseño web, siempre tuve una preferencia por layouts fijos por tener un mayor control del espacio en ventana y por tomar en cuenta la resolución estándar de un usuario potencial. Nunca me había preocupado porque la información quedara bien acomodada en diferentes resoluciones; es un reto interesante conservar la estética reticular y mantener un flujo de lectura adecuado para cada resolución. Este tipo de soluciones requiere que tengamos una actitud algo quisquillosa y obsesiva, así como trabajar cada layout hasta quedar satisfechos.

Justo por el cambio de "paradigma" de fijo a adaptable, y ante una especie de "bloqueo ante la hoja en blanco", no quedaba conforme en (regresar a) maquetar primero en algún software de diseño, así que lo trabajé directo en pantalla. Un pro de esta decisión es que vas viendo "en tiempo real" como quedan las cosas en diferentes navegadores y resoluciones. Un contra es que podemos perder el control fácilmente —sobretodo si dejamos el proyecto un día o dos. Es importante hacer anotaciones en papel y documentar en las hojas de estilo para que recordemos por qué tomamos ciertas decisiones. En este proyecto, me resultaron —a mi juicio— muchas hojas de estilo y fui redundante en ciertas reglas, dejándolas en cada hoja porque no sabía como iba a verse "el final" en todas las resoluciones; algo así como "un cambio por aquí y luego ajusto por acá".

Con un layout fijo no considero útil que tengamos muchas hojas de estilo, pero dadas las múltiples resoluciones, parece ser necesario un mayor número de "enlaces". Un colega me sugirió hacer importaciones, pero al final descarté esta opción porque según hojeé, afecta el rendimiento:

http://www.stevesouders.com/blog/2009/04/09/dont-use-import/

Otro punto importante es verificar la compatibilidad de los CSS Media Queries. Originalmente estaba muy feliz —tipo the Oatmeal— porque IE se comportaba decente; pero por no leer, me llevo la sorpresa de que fuera de IE 9, simplemente no funcionan:

http://caniuse.com/css-mediaqueries

Ante esta situación, decidí dejarle un layout fijo a todos aquellos usuarios que tuvieran de IE 8 para abajo y tomando como resolución estándar 1024 px de ancho.

Luego está el asunto del iPhone y del iPad. Hay que poner una línea de código que indique qué va a pasar cuando el navegador sea Safari. Esta línea asocia la variable "ancho" empleada en el CSS Media Query con el "ancho" del iPad, iPod o iPhone —según sea el caso. Además, resulta que cuando pasamos de modo landscape a portrait, o viceversa, se hace un zoom medio raro y es posible que los textos se desplieguen de diferente tamaño a como los observamos en una computadora de escritorio. Para validar todo lo anterior está como referencia el siguiente recurso:

http://stackoverflow.com/questions/2977550/iphone-safari-css-rotation-bug

A mi me divirtió mucho esta idea de presentar el mejor layout dado el ancho del iPod, iPhone o iPad. Sin embargo, siendo sinceros y "usables", la desventaja de jugar con diferentes acomodos de la información es que rompemos con la navegación (browsing) del usuario. Cuando alguno de estos dispositivos se rota 90 grados, debido a este re-acomodo, el usuario pierde vista la información de su interés. Lo anterior es más evidente en el caso del iPod/iPhone. Cognitivamente, lo que hacemos es "resetear"  el flujo de interacción; definitivamente algo no bueno para ningún usuario. En este proyecto, la mayoría de la información es estática y aquella que podría cambiar o agregarse durante el año, estará ubicada en la parte superior de las páginas correspondientes.

Una colega me señaló que estos ajustes automáticos no siempre convenían si trabajamos en una computadora de escritorio  —o en una laptop con pantalla grande — porque quizá el re-acomodo de la información podría perjudicarnos cuando llevemos a cabo una tarea más compleja, donde trabajemos con la información proveniente de diversas ventanas. Se me hizo un punto válido; por ejemplo, yo mismo he copiado y pegado información de una página web a Word o Excel. En este tipo de situaciones, debería de haber una opción para "fijar" el layout.

Por último, no olviden visitar http://ciria.udlap.mx/franciscana/ para enterarse de qué conferencias y exposiciones habrá en dicha biblioteca. Saludos :)

Concurso de Diseño de Interacción en CLIHC 2011

Desde que participé como estudiante voluntario en 2005, el Congreso Latinoamericano de Interacción Humano-Computadora —conocido como CLIHC— me ha permitido conocer sobre el trabajo académico y profesional relacionado con el área. Pero este año he tenido una oportunidad interesante: ser coach en el Concurso de Diseño de Interacción apoyando al equipo de la UDLAP, quien resultó ganador del primer lugar a nivel licenciatura este 28 de octubre en Porto de Galinhas, Brasil. El equipo lo conformó  Alan Andrade , Thaís Corona, Beatriz Martínez , Jorge D. López y Rafael de la Rosa, estudiantes de la Lic. en Tecnologías de Información y de Ing. en Sistemas.

 Alan Andrade , Thaís Corona, Beatriz Martínez , Jorge D. López y Rafael de la Rosa

El reto del concurso era diseñar una aplicación turística para ciudades donde ocurrirá un mega-evento, pero que al final pueda seguir siendo útil y provechosa para los locales y nuevos turistas. Fue así como presentaron InTour: una aplicación que no sólo es pensada para el turista individual, sino que fomenta la integración familiar y generacional a través de una vacaciones bien planificadas, tanto en presupuesto como en actividades. Dichas actividades son "manifestadas" por la ciudad misma —gobierno, empresas u ONGs, para demostrarle a los visitantes del mega-evento lo "viva que está la ciudad"— con opciones para armar un plan flexible dependiendo de la distancia, transporte, tópico, clima o dinero asignado para el día.

InTour: Aplicación móvil diseñada por el equipo UDLAP para el  Concurso de Diseño de Interacción en CLIHC 2011

El proceso de diseño involucró investigación secundaria y entrevistas a usuarios con el perfil de usuario potencial. Se diseñaron Personas, se hizo lluvia de ideas y se elaboraron bocetos —parte que a mi siempre me parece muy entretenida. Cuando se pulieron los detalles, verificando cómo se cumplían las metas de las Personas, se elaboró el prototipo cuya usabilidad fue evaluada.

Algo que disfrute mucho y que fue parte del proceso, fue cuestionar a los muchachos sobre cómo se presenta la información, qué comunica de un solo golpe en cada pantalla, cómo sí influye la visualización en la interacción y temas similares. Espero haber dejado en ellos que el diseño visual para IHC no es solamente que se vea bonito, sino que es parte "del show".

Extiendo mis felicitaciones al equipo UDLAP: se decidieron, lo intentaron y completaron la misión. Y es que en México desde el 2010 se ha fomentado este tipo de concurso y por si no saben, México, y en particular el equipo de la UTM de Oaxaca, se ha llevado el primer lugar en foros importantes. Así que el hecho de que la UDLAP se una a este conjunto de jóvenes entusiastas y ganadores, no solo me da mucho gusto por el triunfo, sino que señala que en el ámbito universitario hay un mayor interés por desarrollar el Diseño de Interacción y la Interacción Humano-Computadora. Si la academia se pone en paralelo con lo que está sucediendo a nivel profesional desde hace un par de años —como la creación de startups y grupos de interés, entonces algo bueno sucederá o dirá de nuestro país, ¿no creen?

Más información en la nota del concurso en el Blog de la UDLAP.

Gracias a Thaís, Jorge, Rafa, Alan y Betty por haber estado dispuestos a idear, charlar, discutir, criticar y diseñar juntos. ¡Felicidades! :)

¿Saber o no saber? He ahí el dilema

Recuerdo que cuando estábamos en la licenciatura —en Ciencias de la Computación— mis amigos y yo decíamos que era horrible tener materias de relleno. En particular, el tema salió porque cuestionábamos para qué llevar una materia que se llamaba "Relaciones Humanas". Un par de años después en una reunión salió, entre risas, que dicha materia era la única que realmente había servido hasta el momento. Sobretodo, recordando lo primero que puso nuestro profesor en la pizarra: dibujó un círculo y luego lo dividió como gráfica de "pay" señalando que 1% son conocimientos y 99% relaciones humanas.

Es probable que no quedemos satisfechos con lo aprendido en la universidad jamás, no importa la licenciatura que hayamos o estemos estudiando. Parece que el problema es que los cursos universitarios son suficientes desde un punto de vista formativo —te dan las bases para crecer como profesional, como si fuera un trampolín— pero insuficientes desde un punto de vista laboral y práctico —y es que colegas diseñadores me han enseñado y confirmado que sólo haciendo se puede conseguir la maestría sobre alguna rama del diseño.

La idea de escribir este post salió de la discusión con un estudiante de administración de empresas que comentó que los diseñadores deberían de saber sobre negocios y administración; que aquello les daría una buena "arma" para ser competitivos. Yo secundé la idea, y mencioné que esto aplica sobretodo porque somos un mar de personas trabajando en el área. Sin embargo, mencioné que aunque era buena la idea, su insistencia tenía que ver con su formación. Comenté que de igual forma él debería aprender cosas sobre diseño o bien, aprender a hacer investigación y a escribir y publicar artículos, ya que no solo sería bueno para transmitir el conocimiento sino que también sería bueno para saber si ese camino podría ser para él. Aún más, que el mismo razonamiento podría aplicarse si a los diseñadores les enseñaran sobre Economía, Finanzas, Antropología, etc.

Luego, charlando con una colega diseñadora, salió al tema que en la escuela le habían enseñado a ser buena ejecutante gráfica pero que le hacía falta aprender a estructurar sus ideas y que eso era un factor para detener su proceso creativo. En una situación similar, de un colega diseñador he escuchado que su necesidad es tener idea de cómo constituir una empresa y saber asuntos mínimos legales y fiscales asociados a esta tarea.

¿Son estas carencias perjudiciales? No de primera mano. Es verdad que la universidad debe formar sólida e integralmente a un estudiante, pero también es una realidad que no puedes formar "todólogos" con cursos sobre todos temas "por si las moscas", ya que al final los cursos especializados serían muy pocos y entonces no existiría porque otorgar un título indicando la especialización con respecto a  alguna disciplina —sin duda, este es un problema al que se enfrentan los programas de licenciatura transdisciplinares.

Por otro lado, esta "falta de conocimientos" permite la capitalización del mismo: "yo se esto y sobre esto puedo cobrarte". El problema, al menos en el contexto mexicano, es que las empresas con tal de minimizar costos sí exigen "todólogos" y también no hay mucha cultura de trabajar en equipo —hay barreras de lenguaje disciplinar, asuntos de protagonismo, falta de administración de tiempo y objetivos, etc. Quizá la falta de dinero para pagar el conocimiento de cada quién influye mucho. Claro, no todo es "malo". He tenido la oportunidad de presenciar casos y/o situaciones donde "echar mano" y "hacer montón" han derivado en proyectos bien llevados, con resultados exitosos. Lo mejor de estos casos es que son lecciones por si mismos: ayudan a entender cuáles son tus capacidades y cuáles son tus limitaciones, desarrollar habilidades de comunicación, entender la perspectiva de otros perfiles para la solución de problemas, e incluso incrementar los niveles de tolerancia y respeto.

Entonces, el asunto no está en "saber vs. no saber", sino en "hacer y aprender". Y de vez en mucho, o cuando se reconozca que es primordial, entonces admitir que "dos o más cabezas, piensan y ejecutan mejor que una"; o dicho en otras palabras:

1% conocimientos. 99% relaciones humanas.

Saludos.

Redes sociales y la brecha digital

Fue cuando era pequeño que empecé a escuchar el concepto de "brecha generacional" y frases como "los jóvenes de hoy pueden o son más..." — con el fin de demostrar que los "peques" eran más hábiles para configurar una videocasetera que sus propios padres. Actualmente, escucho a más de un miembro de mi generación exclamar "Los niños de ahora vienen adelantados" — como si los recién nacidos vinieran con mouse en mano, que por cierto es un concepto ya obsoleto, ya que debería ser algo touch. Al parecer la brecha generacional, y que ahora más que nunca podría llamarse "brecha digital", es algo constante y que se va "recorriendo" conforme las generaciones avanzan. Y es que de este tema, me ha llamado mucho la atención como las redes sociales son justamente un indicador de dicha brecha, de manera que entre los "jóvenes" y los "adultos" existen ciertos comportamientos contrastantes.

Si le preguntamos a un "jóven", podemos encontrar que ha crecido con un hi5, un mySpace o un MetroFlog. Y que si había carencia en cuanto a la conexión casera a Internet, mínimo contaba con un selecto grupo de su lista de contactos con lo que se enviaba mensajes de texto y últimamente mensajes multimedia (sobretodo fotografías). Siendo Facebook una de las redes más populares de hoy en día, los jóvenes al parecer no tienen ningún conflicto por subir sus fotografías, etiquetar a medio mundo en imágenes o GIFs animados chuscos o compartir videos de alguna celebridad web con la que se sienten identificados.

Existe entonces una aparente transparencia o congruencia entre el yo "digital" y el yo "real". Y aunque lo anterior no sea del todo cierto, el "yo digital" puede tener una fuerte presencia e influencia ante otros, por lo que podríamos considerarlo incluso independiente del yo real. Los jóvenes no se preocupan por si salen en fotos con sus amigos en un bar para demostrar que están in (aunque no tomen alcohol o les moleste ser fumadores pasivos), haciendo una pose tonta (aunque les preocupe su apariencia en el mundo real), o comentando algo con suma ligereza (como si todos entendiéramos el contexto en el que dicha frase podría haberse dicho en el "mundo real"). La privacidad es importante, pero no es algo de lamentar: ante una realidad que produce y produce información y que ha hecho que los jóvenes sean voraces consumidores de ésta,  mientras más expuesto, mayor vigencia del yo "digital".

Las observaciones anteriores abarcan "jovenzuelos" de unos 20 y tantos para abajo. Sin embargo, observando a gente de 40 y tantos para arriba, la cosa cambia. Una persona "mayor" no puede asumir tales riesgos: la información personal debe ser cuidada y el yo "real" debe ser preservado — y esto es porque el yo "real" es en realidad una "máscara" para su otro yo más interior y que los adultos se han esforzado en construir para tener credibilidad y respeto ante sus pares con los que más conviven — los cuales obviamente están en "el mundo real" y no en las redes sociales. En más de una ocasión me han comentado usuarios de este perfil que han decido cerrar sus cuentas porque fueron etiquetados en la foto de un amigo y que no querían que dicha foto sea vista por otras personas. Y en aquellos casos donde los "mayores" no cierran sus cuentas, simplemente producen muy poca o ninguna información — aunque he observado que son unos pillines, les encanta a veces estar mirando qué publican los demás. Existe también una percepción de que las redes sociales son una tontería porque la gente sólo se dedica a "poner" puros comentarios que no son serios o importantes, como mencionar qué están haciendo o cómo se sienten. En general, hay un temor grande a no controlar la información personal y la privacidad es algo delicado para estar jugando con ella: "todo lo que diga, postee, etiquete o suba a la red, puede ser usado en mi contra" — en contra de mi yo "real".

Claro, existen las excepciones para ambos lados de la brecha. Además de que son observaciones en un contexto dado. Quizá alguien "joven" no se dedique a producir tanta información porque simplemente no puede acceder a la tecnología o que un "adulto" intente ser todo un social media expert porque su situación laboral así lo demanda. Al final, ya sea el yo "real" o el "yo" digital, su "conformación", "maduración" y "proyección" involucrarán la producción y consumo de información alrededor de alguno de éstos; no se puede escapar de este hecho, ni aún siendo ermitaño. Y en cuanto a la brecha, creo que nos afecta más cuando llegamos a esos puntos en los que estamos conformes con cómo entendemos el mundo y ya no estamos dispuestos a adoptar "nuevas tecnologías". Como diseñador, lo anterior implica "dar batalla hasta donde el cuerpo aguante", porque a pesar de que los principios del diseño son prácticamente los mismos sin importar la época, la tecnología es un factor clave para la ejecución, porque al igual que la brecha, no deja de avanzar.

 

Tres principios para mejorar el clima organizacional

Desde hace un par de años, por cuestiones de trabajo, he estado involucrado en proyectos de comunicación organizacional y últimamente en asuntos relacionados con el clima organizacional. Aunque admito que soy un neófito en estos asuntos, al discutir con los compañeros por qué no cuajan estos proyectos (después de planearlos) y con colegas de diseño de cómo trabajan en sus despachos, considero que un buen clima organizacional se puede construir a partir de estos principios:

  1. Que la gente sea respetada.
  2. Que la gente sea escuchada.
  3. Que la gente sea retroalimentada.

Que la gente sea respetada

Todos los miembros de una organización somos valiosos por ser nosotros mismos y tenemos un valor añadido por el conocimiento y experiencia aplicado a nuestras áreas de trabajo. Lo anterior es fundamental, sin embargo en la práctica y con la convivencia diaria, no es complicado que la ética de cada quién, la educación, el carácter y otros factores, provoquen que se falte al respeto dentro de la misma organización: dejar de pensar que los compañeros son personas y que merecen ser tratadas como tales. No somos orcos ni robots.

Que la gente sea escuchada

Es importante que la comunicación no sólo sea de arriba hacia abajo sino en dos vías: que no sólo se reciban órdenes sino que se escuchen a quienes las ejecutan. Tengo la conjetura de que cuando la gente no es escuchada, sobretodo a niveles operativos, el desahogo surge en forma de quejas, chismes en radio pasillo e incluso, en bilis derramada por corajes al estar en una posición donde no podemos aportar, transformar o influir en un cambio positivo para la organización. Aún más, creo que cuando hay una comunicación de dos vías, un diálogo, estas quejas pasan a ser comentarios, no tan subjetivos, que buscan dar soluciones a la problemática dentro de la organización y/o áreas de trabajo.

Que la gente sea retroalimentada

Es común que de abajo hacia arriba se realicen reportes de actividades; sin embargo, como sucede con la comunicación, es necesario definir un flujo de información de dos vías: la gente necesita ser evaluada y retroalimentada de cómo se desempeña y progresa dentro de su área de trabajo y en general, dentro de la organización. En México, varias personas con las que he platicado parecen estar de acuerdo o toman como un hecho que dentro de las organizaciones "mientras no des molestias, todo está bien". Lo anterior se traduce fácilmente en "déjame hacer mi trabajo" (desde la perspectiva de nosotros como subordinados) o "te dejo hacer tu trabajo" (desde la perspectiva del jefe). Ciertamente lo anterior no equivale a una evaluación y por ende, no se puede obtener retroalimentación. De todo lo anterior tengo la conjetura de cuando no se evalúa y retroalimenta a los miembros de una organización, la gente se cicla o se envicia, y además se genera un egoísmo con respecto al conocimiento de cómo se trabaja en cada una de las áreas de la organización. Sin embargo, implementar evaluaciones ya sean verticales, horizontales, o incluso de 360 grados, es complicado y que en estos asuntos de clima y comunicación organizacional podría parecer como la pregunta de: ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?

Creo que estos principios pueden ayudar al clima organizacional porque ponen en movimiento a la base de cualquier organización: las personas. Claro, no creo que exista una fórmula mágica (al final una organización sí es como un ser vivo, compuesto de órganos independientes pero vitales para que el todo siga funcionando) o que su implementación sea trivial, incluso a un nivel micro como puede ser dentro de un departamento o con los mismos amigos-compañeros-colegas. A mi pasa que a veces me equivoco, y en ciertas ocasiones podría decirse que gravemente, pero sí creo en estos principios ya que tengo la fortuna de contar con gente con la que puede establecer una buena comunicación, obtener retroalimentación (aunque a veces yo haga muecas) y que estamos dispuestos a escuchar.

 

 

 

La cuenta de correo

Cuando abrí por primera vez una cuenta de correo (en el siglo pasado, por cierto), el username que había escogido era una palabra con la buscaba identificarme, mi nickname. Era Omicron, pero como ya estaba ocupado el nombre, acabé siendo Omicron II. La confusión venía cuando daba mi dirección de correo: decía cosas como "omicron seguido de dos en romano pero todo en minúscula" o bien "omicron-i-i". Algunas cuentas de correo y un siglo después, decidí darme de alta en la "última" cuenta de correo, la oficial, la "mera mera" como decimos en México. Dicha cuenta no usuaría ni Omi, ni Tzek, ni nada raro, sería mi nombre llano, y me serviría para todo. Hoy pienso que me vi muy inocente al tomar tal decisión.

Un par de años usando esa cuenta, en esta empresa que te da un servicio de email donde los gigas parecen reproducirse como gremlins en agua, ahí acabé dándome de alta a todo: desde Facebook, LinkedIn, Foursquare hasta Google+. Y aunque sí me cuestioné si debía sacar una cuenta "especial" para las redes sociales, el face fue el primero en mostrarme que quizá debí hacerlo. Y es que también en este correo estoy suscrito a algunos blogs, revistas en línea y listas de discusión. Fue ahí cuando ilusamente creí que la llegada del Priority Inbox iba a solucionar mis problemas. Ahora que ya reviso mis correos desde ese InBox, se me han traspapelado otros mails (como tareas de mis alumnos) y en sí, revisar correos y responder unos pocos se ha vuelto una tarea no tan divertida como antes.

La parte cómoda, claro está, es tener todo ahí "amontonado". Si fuera "físico", me imagino un cuarto con una pila de correos sin abrir y papeles de correos abiertos tirados a los lados. Y es que antes, me imaginaba que esas personas que tenían cuentas de correos por todos lados, padecían como de una especie de "personalidad digital múltiple"; además de que yo no quería estarme logueando en varios lugares para estar revisando correos. Desconozco si hay una especie de gestor (en línea) para manejar un par de cuentas al mismo tiempo, o si puedo migrar mis redes a otra cuenta. Quizá ahora para los correos formales, me abra otra cuenta de correo. ¿Por qué no? A esa le pondría en el username un prefijo como "Don", "Señor" o "Lic" para darle la importancia que merece, ¿o no?  ;)

Nota: Justo horas después de haber escrito este post. Veo que ya hay la opción de "Unread first" en mi InBox, veamos que tal se pone. :)

 

 

V Congreso Latinoamericano de Interacción Humano-Computadora CLIHC 2011

Se acerca pronto la fecha para enviar algún artículo a este evento que se llevará a cabo en Porto de Galinhas en Brasil. He tenido la oportunidad de participar un par de veces en este evento, y es una experiencia recomendable para discutir y observar los avances y nuestra realidad latinoamericana en el campo de IHC. Dejo abajo un video y la convocatoria para trabajos (en inglés) para que se animen. :)

Sitio web del congreso: http://www.cin.ufpe.br/~ihc_clihc2011/

Convocatoria:

5th Latin American Conference on Human-Computer Interaction
and
10th Brazilian Symposium on Human Factors in Computing Systems

IHC + CLIHC 2011 (http://www.cin.ufpe.br/~ihc_clihc2011/)

Porto de Galinhas, Brazil, October 25-28, 2011.

Main (strict) deadline: June 3, 2011.

Venue:                  Porto de Galinhas, Pernambuco, Brazil
http://www.portodegalinhas.com.br

---------------------------------------------------------------------------
KEYNOTE SPEAKERS
----------------------------------------------------------------------------
Alex Repennig (University of Colorado, Boulder - USA)
Jesús Favela (CICESE - México)

----------------------------------------------------------------------------
THEME
----------------------------------------------------------------------------
The joint conference theme is **FROM PERSONAL COMPUTERS TO FOLK
COMPUTING**, which explicitly evokes not only the speedy evolution of
context in the users experience with computers (from the individual to the
collective and societal), but also a leap in the knowledge level required
from users to take full advantage of widely available resources in Web 2.0
(from knowing about computers to knowing about computing). In the
not-so-distant past, full citizenship depended on being literate with
Maths and Language in order to use numbers and words efficiently to
achieve one's individual and collective goals in society. Now, this
depends more and more on being literate with Computers, and using programs
to express and achieve our social and civil goals, with the Internet
enabling new forms for communities and societies.

The conference organizers invite the Brazilian, the Latin American and the
International HCI communities to discuss the role of HCI researchers and
practitioners in developing interactive technologies that truly promote
Computing Literacy. We are interested in discussing the users' needs,
expectations, experiences and possibilities while using computers and
computing to participate fully in social and civil activities supported by
computer systems. In the context of Latin America, where this conference
takes place, we are especially interested in discussing how HCI can
promote and bring about increased levels of social development.

Contributions to the conference program should address one of the
following non-exclusive aspects of moving FROM PERSONAL COMPUTERS TO FOLK
COMPUTING:

•Accessibility and therapeutic uses of interaction
•Adaptive, adaptable, intelligent user interfaces
•Affective computing
•Augmented reality
•Computational literacy
•Context-aware interaction
•Effects of aging on interacting with computers
•End user programming and development
•Ergonomics
•HCI and citizenship
•HCI design - methods, tools and perspectives
•HCI education
•HCI evaluation - methods, tools and perspectives
•HCI impacts on society: social life, health, education, transportation,
sports, environment, etc.
•HCI theories and theoretical approaches
•Human-robot interaction
•Integrating HCI and Software Engineering
•Interacting with information visualizations
•Interacting with new devices
•Interaction and information processing
•Interfaces for mobile and ambient systems
•Internationalization and cultural aspects of HCI
•Iteraction and entertainment
•Legal issues in HCI
•Multimodal interfaces
•Natural user interfaces
•Organic user interfaces
•Social interaction (virtual and online communities)
•Speech interfaces
•Tactile interfaces
•Task ad user analysis
•Usable privacy and security tools
•Web interfaces

----------------------------------------------------------------------------
SUBMISSION DEADLINES
----------------------------------------------------------------------------
Full and short papers:
Submission: June 3, 2011 - 11:59 PM Brasilia Time (strict deadline)
Decision notification: July 18, 2011
Camera-ready due: August 5, 2011

Posters: June 10, 2011
Student Competition: June 10, 2011
Workshops: June 13, 2011
Tutorials: June 17, 2011

----------------------------------------------------------------------------
ORGANIZERS
----------------------------------------------------------------------------

General Chair
Alex Sandro Gomes, UFPE (Brasil)

Program Co-Chairs
J. Alfredo Sánchez, Universidad de las Américas Puebla (México)
Clarisse Sieckenius de Souza, PUC-Rio (Brasil)

Full Papers Co-Chairs
J. Alfredo Sánchez - Universidad de las Americas, Puebla: Mexico
Clarisse de Souza - PUC-Rio: Brasil

Short Papers Co-Chairs
Cesar Collazos - Universidad del Cauca: Colombia
Vania Neris - UFSCAR : Brasil

Workshops Co-Chairs
Leonel Morales - Universidad Francisco Marroquín: Guatemala
Jair Leite - UFRN: Brasil

Tutorials Co-Chairs
Eduardo Calvillo - Universidad Politécnica de San Luis Potosí: Mexico
Kênia Sousa - Intrasoft International: Bélgica

Posters Co-Chairs
Omar Sosa Tzec - UDLA Puebla: Mexico
Cristiano Maciel - UFMT: Brasil

Student Competition Co-Chairs
Mario Moreno - Universidad Tecnológica de la Mixteca: Mexico
Janne Oeiras - UFGD: Brasil

----------------------------------------------------------------------------
PROCEEDINGS AND POST-CONFERENCE PUBLICATIONS
----------------------------------------------------------------------------

The Conference Proceedings will be published in the ACM International
Conference Series (appearing in the ACM Digital Library). Authors of the
best papers of the conference will be invited to submit extended versions of
their work for publication in JISA (Springer’s Journal of Internet Services & Applications)
and/or JBCS (Journal of the Brazilian Computer Society).